Dido retratada con objetivo 50mm

Aprovechando mi regalo de San Valentín (un objetivo de 50 mm) hoy le hecho unas cuantas fotos a Dido en Bäambesch, con nieve. Le he hecho unas 94 fotos de las que sólo rescato las poquitas que aquí os enseño. Espero poder enseñaros más retratos, ahora que tengo un buen objetivo para ello.

Con la nieve de fondo, Dido no destaca mucho, no tanto como con el césped verde, pero al menos las fotos tienen cierto encanto monocromático.

Adelantándome a San Valentín: Red Velvet Cupcakes

Éste no es un blog de cocina, y no pretendo que lo sea, pero de vez en cuando en la cocina también tenemos ratos de creatividad. Y de entre todas las cosas que podemos hacer en la cocina, sin duda la repostería es la más popular y la que más se tercia a las invenciones.

Como supongo que sabréis, los red velvet cupcakes son un clásico de San Valentín, y este año me decidí a hacerlos, aunque para algunos sea “poco original”. Por si os interesa, primero seguí estos consejos y después me leí esta receta. Eso sí, os recomiendo tener algún robot de cocina (Thermomix, Kitchen Aid…) para hacerlo, porque ya con eso es bastante difícil que salga bien, así que no me quiero ni imaginar a mano.

Al final, me he peleado muchísimo con el buttercream porque no se espesaba, ya que yo he usado queso Philadelphia y no marca blanca de Carrefour, como se recomendaba, pero claro… ¡en Luxemburgo no hay Carrefour! Aún así, la verdad es que han quedado muy bien, están ricos aunque eso sí, son una bomba de azúcar (no se lo deis a comer a niños pequeños si no los queréis tener como pilas todo el día)

Aquí os dejo unas fotos que espero que os hagan la boca agua…

Una tienda de muebles de diseño

Esta semana, una de las veces que íbamos en el coche hacia la academia, pasamos por delante de una tienda de muebles que me llamó mucho la atención.

El caso es que ayer la visitamos y dentro me enamoré unas mil veces de diferentes objetos. Por supuesto, todos eran bastante caros, pero el diseño era muy limpio, neat, que dirían los angloparlantes y que se ajusta mejor a lo que quiero decir. Ese tipo de diseño me gusta mucho: es utilitario, simple, discreto  y eso lo hace bello. De pasearnos por allí dentro hemos sacado alguna idea muy divertida, e intentaremos “fusilar” alguna cosa que nos encantó, estad atentos en las próximas semanas al blog.

Aquí os dejo unas cuantas fotos que saqué, aunque todas con la aplicación instagram en el móvil, ya que sería muy llamativo (y paleto, para qué engañarnos) acudir allí con la cámara réflex.