Ideas navideñas: Renos con Decopatch

Un último empujón antes de que lleguen las fiestas. Aquí traigo una manera sencilla de decorar la casa para Navidades: renos de papel maché/cartón decorados con papeles de Decopatch (marca de papeles para découpage). Una vez decorados, con pastillas adhesivas polivalentes podemos pegarlos por las paredes, o con lana se pueden ensartar en una guirnalda y colgarse, o haciendo un agujero en los cuernos y pasando una cinta corta puedes tener decoraciones ligeras para el árbol de Navidad. Como veis, de esta misma idea se pueden sacar muchas otras, todo es echarle un poco de imaginación:

Sin título

NECESITARÁS

  • Renos de papel maché/cartón (o cualquier otro adorno que te guste. Los renos están aquí)
  • Hojas de papel de Decopatch (yo con cuatro me he bastado)
  • Tijeras
  • Cola blanca de base de agua
  • Un pincel (con la parte del pelo corta, plana y tupida)
  • El material que vayas a usar para colgarlos (hilo de lana, cintas, pastillas adhesivas…)

Sin título

PROCESO

1. Lo primero es medir el adorno que vamos a decorar para decidir cómo vamos a cortar el papel. Estos renos miden 15 cm. de alto aproximadamente.

2. Ahora corta tiras de papel según la medida de tu adorno. Como los renos miden 15 cm. he decidido cortar tiras de 3 centímetros de grosor, para colocar cinco tiras por cada reno, y he necesitado para cada reno tres tiras de 10 cm. de largo y dos de 5 cm.

Sin título

3. Marca los renos para saber dónde tienes que colocar cada tira. Esto ayuda a que el acabado final sea mejor.

Sin título

4. Colocamos un poco de cola en la zona delimitada por el lápiz, la tira de papel, y un poco de cola encima de ésta última, pero sólo en las partes de ésta en las que el papel coincide con la figura del reno. Repetimos este paso con cada tira y en cada reno. Es conveniente que una vez aplicadas todas las tiras dejemos secar la figura por completo, mientras un reno se seca, puedes dedicarte al siguiente. El reno quedará así:

Sin título

5. Ahora sólo queda recortar la figura y descartar el papel sobrante. Por supuesto, no va a quedar completamente bien una vez recortado, pero esto es incluso recomendable, ya que con un poco de cola podemos remeter las orillas entrantes y así dar un acabado perfecto a la figura:

Sin título

Como yo las he pegado con pastillas adhesivas, no he considerado necesario hacer las dos caras, ya que la pastilla adhesiva al despegarse del reno por la parte del papel podía dañarlo. Si los usáis para colgarlos en el árbol o para algo más visible, sería buena idea decorarlos por las dos caras, pero en la siguiente cara el procedimiento es exactamente el mismo.

Los podéis usar en multitud de cosas, y si los guardáis, el año que viene estarán listos otra vez para alegrar vuestra casa.

Sin título

Ideas navideñas: Etiquetas personalizadas

Para inaugurar la serie de ideas navideñas de este año, os traigo una manera de personalizar vuestros regalos de forma original y fácil: etiquetas de fieltro. Por delante tienen un diseño en fieltro, por detrás cartulina con el nombre de la persona. No sólo son una forma llamativa de dar un toque personal a vuestros regalos, sino que también quedarán como un bonito recuerdo para vuestros familiares, y es que para Navidades, nada mejor que demostrar el cariño con cosas hechas a mano (y si son bonitas, mejor).

Final

NECESITARÁS

  • Hojas de fieltro (yo me he apañado bien con cuatro colores)
  • Tijeras
  • Cartulina
  • Regla
  • Pegamento textil
  • Cintas de tela finas
  • Tenaza giratoria para perforar (o algún instrumento que cumpla la misma función)

EXTRAS (no son necesarios, pero son muy útiles para un buen acabado):

  • Alfombra para cortar
  • Cortador giratorio (como el de las pizzas, pero para tela)
  • Regla tipo Omnigrid

OTROS

Dependiendo de lo que quieras hacer con tus etiquetas, puedes necesitar materiales complementarios, como hilo, purpurina, figuras de fieltro pre-cortadas… En el link a la galería fotográfica del final podéis ver otros diseños que usan más cosas aparte de las básicas.

PROCESO

1. Lo primero es cortar la etiqueta sobre la que haremos el diseño. Las que yo he hecho son de 6 centímetros de base y 8 de altura, de estos ocho, los dos últimos son los dedicados al acabado triangular de la etiqueta, así que el espacio real para nuestro diseño será de 6×6 cm.

Sin título

2. Después de eso, podemos empezar con el diseño. Lo ideal es hacerse algún borrador aparte con el dibujo que queremos, la forma que tendrá, y sobre todo, cuántas piezas de qué medida y color necesitaremos. En mi caso, para este Papá Noel de unos 4 cms, he necesitado 2 piezas de color carne (cara y nariz), 4 piezas blancas (parte frontal del gorro, bigote, barba, borla del gorro) y 1 pieza roja (el gorro). En la siguiente imagen podéis ver la figura “descompuesta”:

Sin título

3. A continuación, pegamos la figura. Las piezas más grandes suelen ir las primeras, ya que sobre ésas construiremos el resto de detalles. En este caso, las piezas “básicas” son la barba y el gorro, todos los demás detalles van pegados después. Es recomendable dejar que la figura se seque bien cuando lo tenemos todo pegado. Cuando esté seco, podremos añadir detalles (los ojos con rotulador, decoraciones…)

Sin título

Sin título

Sin título

4. Ahora cortamos un trozo de cartulina con el mismo proceso con el que cortamos la base de la etiqueta en fieltro. Para darle un aire cuidado, con un lápiz dibujamos sin apretar unas líneas de guía que nos ayudarán a saber cuál es el centro de la etiqueta y a que las letras se mantengan alineadas. Después, con un rotulador de caligrafía, escribimos los nombres (si no, un rotulador normal, colores de madera, pluma… Lo que más os guste).

Sin título

5. Cuando la tinta de las letras esté completamente seca, borramos con cuidado las líneas que dibujamos, y pegamos la base de fieltro sobre la de cartulina.

6. Para finalizar, hacemos unos agujeros con la tenaza de perforar (de unos 5 mm.) en la parte triangular de la etiqueta y colocamos la cinta que usaremos para atar la etiqueta al paquete.

Sin título

Sin título

MÁS DISEÑOS EN ESTA GALERÍA

Blanca Navidad

Igual que los mercadillos de Navidad son una cosa que no te puedes perder si vives en el centro de Europa, tampoco puedes perderte esos bosques caducifolios completamente nevados, especialmente si, como hoy, el cielo está claro y la luz del sol acompaña. Aquí os dejo algunas imágenes del precioso bosque de Baambesch.

Felicitar la Navidad (modelo II)

Quizá el modelo I de felicitación de Navidad os pareció demasiado fácil o incluso un poco infantil. El que traigo hoy es más elaborado, también más llamativo, y quizá se sale un poco de lo tradicional, pero, ¿qué es la vida sin un poquitín de transgresión?

NECESITARÁS:

  1. Una hoja de fieltro azul oscuro
  2. Adornos con forma de copos de nieve de fieltro (puedes fabricarlos tú mismo si quieres)
  3. Pegamento textil
  4. Pegamento con purpurina (o lápices decorativos de purpurina)
  5. Una hoja de papel
  6. Un cutter
  7. Un corcho o una revista vieja

¿CÓMO SE HACE?

1. La verdad, siempre que puedo aprovecho para jugar un poco con las tipografías. Por eso, en lugar de hacer las letras típicas con purpurina (y rezar para que me salgan aceptables), esta vez he diseñado una plantilla sobre una hoja de papel con una tipografía que podéis encontrar en Dafont, y que se llama Brittany. Si no queréis complicaros demasiado, os recomiendo tipografías sencillas con pocas curvas. Para hacer la plantilla, simplemente he dibujado la fuente con el tamaño deseado, haciendo una tabla para respetar los espacios y tamaños y para que se adecuara al formato de la felicitación:

Sin título

Sin título

2. Lo siguiente es un paso complicado. Con el cutter, sobre un corcho o una revista vieja (y gruesa), debéis vaciar las letras. Podéis aprovechar los distintos grados de inclinación para hacer que el cutter pase por donde vosotros queréis:

Sin título

Sin título

3. Una vez tengáis la plantilla lista, pegad el trozo de fieltro azul oscuro a la portada de la felicitación con el pegamento textil. Puede ajustarse por completo o podéis dejar algún espacio en blanco en los bordes que más tarde podréis decorar:

Sin título

4. Ahora, sujetad con clips la plantilla que habéis hecho sobre el trozo de fieltro que pegado en vuestra felicitación. Cuanta más sujeción, más fácil será después poner la purpurina, y cuanto más pequeño sea el trozo de papel que sujetéis, menos se arrugará al sujetarlo con los clips. Lo siguiente es rellenar los huecos de la plantilla con el pegamento de purpurina. La purpurina tardará mucho en secarse, así que sed pacientes y tomaos un respiro cuando rellenéis una de las palabras.

Sin título

Sin título

Sin título

5. Cuando la purpurina esté seca, es hora de retirar el papel. Es posible que se haya pegado un poco, pero con la ayuda del cutter, podremos separar el papel de la tela sin problemas:

Sin título

Sin título

6. Llegó la hora de decorar. Coloca los copos de nieve de fieltro como gustes y pégalos con el pegamento textil:

Sin título

7. A partir de aquí, cada cual puede decorar su felicitación como desee, yo me he decantado por complementar las letras doradas con una “sombra” fucsia, agregar unos dots en dorado y una cenefa lateral en fucsia:

Sin título

Resultado final

Viviendo en Luxemburgo, es casi prescriptivo que, cuando se acerca la Navidad, uno vaya a visitar el Mercadillo de Navidad de Estrasburgo, uno de los más famosos de Europa. Una visita especialmente recomendable si además os gusta la decoración y aprovecháis la Navidad como excusa para hacer todo tipo de adornos caseros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mercadillo de Navidad Strasbourg 2012

Felicitar la Navidad (modelo I)

Llega la temida época de las Navidades. A todos nos apetecen las comilonas, los regalos y un poco de alegría, pero con las Navidades también viene una época de mucho trabajo. Una de esas tareas que nos ponemos en Navidad es felicitar a los amigos o familia con una tarjeta, especialmente si viven lejos (o si somos nosotros los que vivimos lejos).

Sin embargo, cada vez que llegamos a las papelerías y buscamos unas tarjetas apropiadas, ninguna nos gusta. Todas son demasiado sencillas, o demasiado recargadas, o demasiado impersonales, o demasiado cursis… Y cuando llegamos a ese punto en el que ninguna felicitación nos gusta, yo recomiendo crear tu propia felicitación. No sólo tienes la ventaja de la personalización, sino que puedes destinar exactamente el presupuesto que quieras a los materiales.

Por eso, he ideado dos formas de felicitar la Navidad con tarjetas hechas por uno mismo, sencillas y no demasiado caras. Aquí explicaré el primer modelo:

NECESITARÁS:

Un trozo de fieltro de color verde oscuro

Dos cintas de tela con motivos o colores navideños (lo que sobre puedes usarlo para empaquetar regalos)

Una cartulina tamaño folio o un soporte de papel duro, puede ser una antigua felicitación del año pasado que no usaste.

Pegamento textil

Lápices decorativos de purpurina, o pegamento con purpurina incorporada

¿CÓMO SE HACE?

Lo primero es pegar las dos cintas de tela elegidas en la cara que vamos a decorar, con la disposición que queramos. Yo he escogido la siguiente:
Cintas

Pegamento en la cinta

Las dos cintas pegadas

A continuación, vamos a hacer el árbol de Navidad que va en el centro. Para ello, es recomendable hacer una plantilla de la forma del árbol, ya que así es más fácil que nos salga regular. Con un compás dibujamos un triángulo equilátero, y a partir de ese triángulo, trazamos el resto del árbol. Después cortamos por las lineas, sujetamos la plantilla al trozo de fieltro mediante clips y cortamos. Por último, con el pegamento textil adhiere el árbol a tu tarjeta (opcionalmente, cuando lo pegues puedes dibujar el tronco)

Triángulo equilatero

Árbol simétrico

Con clips

El árbol, ya listo para decorar

Ahora, para darle un toque de color a tu árbol, puedes usar el pegamento con purpurina para poner un cantidad generosa en el centro y extenderla con un pañuelo de papel o un trapo, de esta forma el fieltro quedará de un color brillante. Sobre esa capa de purpurina, puedes empezar a colocar tus decoraciones de pegamento con purpurina. Para las bolas tradicionales, simplemente aprieta un poco hasta que salga una pelota del tamaño que deseas (si el pegamento con purpurina va con dosificador incorporado, es mucho más fácil). Déjalo secar durante, al menos, cuarenta y cinco minutos o una hora.

Un poco de purpurina

Decoración

Decoración, desde cerca

Cuando la decoración esté seca, puedes incorporar el mensaje en el espacio libre y agregar un último adorno rodeando el contorno de la copa del árbol con pegamento con purpurina verde. Voilà!

Listo

Mi consejo es que ahora lo dejes en algún estante alto o similar, así corre menos riesgo de que alguien lo toque mientras la purpurina se seca por completo. Cuando esté completamente seco, puedes escribir en el interior tu mensaje de felicitación.